La historia de una familia a la que ayudamos a conservar su vivienda

By 29 mayo, 2020 junio 8th, 2020 Noticias y Artículos

LA MAGIA EXISTE

Hace 11 años, la familia de González se acercó a nuestras oficinas con la luz brillando en sus ojos, recomendados por unos paisanos suyos. Les habían contado que en Mediterránea hacíamos magia. Habían comprado la vivienda con nosotros y les habíamos conseguido el total del dinero necesario para ello. Voilà! El matrimonio tenía trabajo, y relativamente unos buenos ingresos por lo que conseguir la magia era como hacerlo con los juegos reunidos Geiper.

Finalmente, adquirieron su hogar en el mismo edificio donde tenemos nuestras oficinas. Creamos una relación cordial e incluso de amistad. De hecho, cada día 5 de enero, tenemos la suerte de contemplar desde nuestras oficinas el paso de la Cabalgata de Reyes. Esta tradición se ha convertido en punto de encuentro de familiares, clientes y amigos, que acuden a Mediterránea para ver pasar a los Reyes Magos y proveernos de dulces caramelos. Los niños corretean por nuestra agencia en una tarde muy especial aportando la esencia y la energía para el comienzo de un nuevo curso. Desde que la Sra. González es nuestra vecina, cada día 5 de enero nos baja una gran bandeja con bollitos calientes recién hechos como los de Heidi. Los niños esperan las carrozas de los Reyes; los mayores, los bollitos calientes

En el 2008, el matrimonio no podía pagar la hipoteca, negociamos en el banco por ellos y conseguimos un año de carencia. Al siguiente año, las cosas no habían mejorado, volvimos a negociar, y concedieron otro año de carencia. Ya en el 2010, cuando solicitamos otra renovación, el banco obligaba a modificar las condiciones, lo que resultó la trampa de la magia, porque ya con una cuota mixta, al año siguiente no podían pagar la cuota entera y no había más posibilidades de carencia. Así pues, tuvimos que afrontar la situación on time, invocando a los chamanes para la magia más alta, basándonos en los hechos y la intención de la familia para hacer frente siempre al pago establecido en las cuotas. Finalmente, negociamos la dación proponiendo una solución conveniente; un contrato de 10 años de alquiler por 500€ del cual todavía queda la mitad por cumplir.

Hoy en día, los González siguen siendo nuestros vecinos y muchos esperamos sus bollos calientes cada 5 de enero en Mediterránea. Y cada año pido a los Reyes Magos en mi carta, que cuando les venza el contrato de alquiler, nos concedan seguir haciendo magia para nuestros amigos.

Francisco Revert

Gerente de Mediterránea Real Estate

fincasmediterranea

About fincasmediterranea

Leave a Reply